Empecemos por definir el concepto de “MARCA”, y para ello debemos partir de que usualmente, y de manera errónea, se tiende a asociar directamente a una marca con el concepto de logo. Si bien es cierto, existe una importante relación, pero el concepto de “MARCA” va mucho más allá. Podemos decir que la palabra “MARCA” es algo dinámico, que se mantiene en movimiento y que evoluciona con el tiempo, muchas veces de acuerdo con el comportamiento de los consumidores.

Una marca se compone por elementos psicológicos, de tono de voz y de gráficos que buscan generar un vínculo emocional entre la empresa/producto/servicio y el consumidor.

Entonces, ¿Qué es Branding y por qué es importante?

El Branding, no es más que la gestión de los elementos y procesos que rodean a una marca, y que se emplea para transmitir una promesa o valor, la cual generara una conexión con el público objetivo o consumidor.

Los objetivos del Branding son los de extender la presencia de la marca en el mercado; posicionar a través de estrategias de marketing para conseguir un lugar importante dentro del mercado; ubicar la marca en las mentes de los consumidores.

La importancia del Branding es lograr que tu marca se diferencie del resto, que logres llegar a un gran número de consumidores; y que, a través de los valores en los que se constituye la esencia de tu marca, puedas lograr una conexión con tu público objetivo que perdure con el tiempo.

¿Cómo llevar a cabo el branding de mi empresa/producto/servicio?

Ante todo, tener mente abierta y flexibilidad para los cambios son cualidades necesarias a la hora de empezar con el branding, ya sea para una empresa, producto o servicio

Como ya hemos mencionado, en el branding intervienen ciertos elementos y procesos, los cuales deben ser gestionados de manera eficaz para poder obtener buenos resultados, lo recomendable es siempre contar con una agencia de marketing o con personas de experiencia en la creación de marcas, para poder llevar a cabo esta tarea.